jueves, 18 de diciembre de 2014

AL LLAMAR


AL LLAMAR

No tienes más que llamar..,
acudir al banco donde esperan
nuestras hojas de otoño.

Los pétalos se atrevieron a surcar
de este lado mío al tuyo del mar
ahora que solo nos recuerdan 
el camino que no hicimos,
escondidos entre muros de cristal.

Despertarán las musas
junto a las alas de las hadas
que nos instaron a volar
dentro y fuera del acuario.

Desempolvaremos los libros,
construidos otros sueños
sobre el papel de los misterios 
que rezar..

De esta plegaria nacerá 
nuestro bello canto,
cuando la noche no sepa del día
ni la derecha de otras manos
que abordaron los mares de mi espalda
bordada la travesía con el hilo dorado
de esta historia sin final

Insisto, solo tienes que llamar
lanzar un beso 
al viento de los deseos...
y dejarte llevar
 
Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen Schulzt Isadora