martes, 21 de noviembre de 2017

EN MI VENTANA


EN MI VENTANA

Ahora todo cobra sentido.
Puedo enterrar de nuevo la espada 
y dar paso a los lirios.
Atrapar tu presencia en las cortinas
como si luciérnagas cazara
y tirarme sin miedo al vacío
para saltar de verso en globo
desde mi ventana
que visitan azules mariposas .
Y de paso les cuento 
que este amor me hace falta,
pero que la ausencia de lluvia 
no mata la flor. 

Por eso sigo buscando remolinos 
que traigan nuevas del viento
que se puso a jugar entre las ruinas.

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos registrados
Imagen: en la red

viernes, 17 de noviembre de 2017

SEÑOR DEL CLAN


SEÑOR DEL CLAN


Mis dedos siguen los trazos 
de tu espalda hecha jirones
y galopan tempestades entre lavandas.

No importa dónde me encuentre
si las piedras se conjuran y te devuelven
para recorrer las tierras altas de mi geografía.

Y en los valles,
qué más da que seas mago o tengas duende 
mas no dejes de rezar esta novena
que nos lleva por lugares remotos
a mundos invisibles.

Quizá mañana nos sorprendan los faroles
y pongan nombre a las calles que visitamos
que desde hoy y para siempre
saben a whisky y elixires.

Ahora, 
dejad que sueñe
y que me lleve esta acuarela 
a otras batallas. 

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos registrados

Imagen: OUTLANDER FANART

A ESPADA




A ESPADA

No resulta fácil jugar a la réplica
con tanta desventaja.
No tengo el don de la palabra 
y la varita hace tiempo partió a tu lado.

Son tantas las borrascas de versos
desviadas por las altas presiones 
que una se siente desnuda 
y con apenas fuerzas de seguir
otra jornada de horas sin sueño.

No hay reposo para el alma
y vaga a la deriva bajo un puente
a la espera del cabo 
que ahorque sus faltas,
porque no existe más pecado
que amar contracorriente 

Isabel Mendieta Rodríguez 
Derechos registrados

Imagen: Jia Lu

jueves, 16 de noviembre de 2017

EFECTOS SECUNDARIOS




EFECTOS SECUNDARIOS

Dime que si,
que solamente entre tu y yo
fluye esta ronda
de aromas de jazmín,
de cuerdas de guitarra 
vibrantes junto al cristal
que ya abre sus puertas
para saludar a la mañana.

Dime que hallaré el perdón 
por haber querido atrapar al viento
después de perder las alas 
en un laberinto de voces
que estrujaban el alma.

Dime, no calles
porque no aturden tus palabras.
Son la bella cadencia 
que me acompaña
aún cuando no sabes de mí
pero me aferro como a la espada 
que sigue sangrando esta herida.

Dime, ¿Si?
Quiero saber de otra resaca 

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen: Mark Spain


CUANDO UN CUADRO TE HABLA





CUANDO UN CUADRO TE HABLA

Todo es abstracto
y se incendia como en una pira.
Será para galopar con los guerreros 
que vivieron antes 
y reconciliarse con el mundo
ante tanta pasividad.
Será porque guardan un alma de bolsillo
como dice mi amiga,
o porque de puertas para dentro
todo se aprecia distinto.

El cuadro nos guiña un ojo
y muestra su asombro.
Sabe de lo oscuro y de la soledad
cuando rodeado de gente 
no le escuchan,
por más que grite los principios.


Seguirá expuesto en la sala
cuando el mundo se haya ido
y no quiera despertar.

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen: "An old abstract" Benedict Olonnurisomo

martes, 14 de noviembre de 2017

ESTA MUJER


ESTA MUJER     

Exprime las horas
y no logra saber del tiempo.
Busca en las palabras
la manera de burlar al destino.

Quiere recuperar su tertulia
aunque nada se concrete
porque el vacío es tan grande
como el mar que los separa.

No encuentra el rincón a compartir
para robarle a la vida
noches de sueño
y se agota pensando cómo hacer
mientras trajina en la cocina,
cumple con el trabajo
o se lava el pelo.

Esta es la mujer que tus migas recoge,
las cartas arrugadas, todos los flecos
de un verano que rota entre hemisferios
y que sin principios
nunca termina

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen: Dimitra Milan

martes, 24 de octubre de 2017

AUTÓCTONOS





AUTÓCTONOS 

Caminé contigo por las tierras altas.
Mi mente escuchó la partitura que pintaron tus manos.

Llegaron ecos del baile 
junto al quiosco en la plaza del pueblo,
como si fuéramos autónomos.

Era nuestro el lugar 
incluso antes de haberte acercado.

Desde entonces la lavanda 
presidiría para siempre tu ausencia 

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen June Stratton