martes, 7 de octubre de 2014

DI AMANTE




DI AMANTE...

Miro a través de las lamas,
la persiana deja pasar la luz
que llena de colores el cristal 
del último diamante  

Sensores de movimiento 
alertan sobre la caída de unos ojos
que pestañean por el interlineado egipcio
mientras curan rubores..

Se apoderan de la máscara 
que vino a robar las noches 
de particular estrella 
elevado el ancla que se debate 
en los parámetros de tu boca,
todos interesantes,
para surcar sin ropa 
los mares de promesas propensas 
a las puestas de sol...

Y ahora, di amante...
háblame de este paseo 
por la curva de colores
sin zapatos rojos, sin Totó
en algún lugar del arcoiris
de nuestras sábanas 

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen: Yuri Yarosh