sábado, 19 de abril de 2014

REZO UNA ORACIÓN





REZO UNA ORACIÓN 

Regusto excluyente de mirada perdida
al tacto de tu pulgar que desplazó 
mi labio inferior de oriente a poniente
en el lugar "estado", recorrido e insumiso
localizada plaza presentida y des-pues
hasta la caída del trono 
en el que reposar luego
la huella de tu rastro blanco 
cuán puro como la noche buena que enmarca 
y nos acoge en su seno de estrellas desnudos

En cuanto a anhelos, mejor te sigo 
por la senda de los números primarios 
de indivisibles manos por labios 
que ya mencioné con la boca abierta
de tacto suave acompañando a la flor;
mis dedos en oración hacen suyos los versos
porque sigue amaneciendo en su rotación, 
mientras erigen como rezan 
con cada pétalo una columna 
desde la vértebra a la piel simétrica
de erizo y puntas cuando los pies 
comienzan a mover el cuerpo
desde su base al capitel
desplegados los brazos
en la danza que desde el jarrón 
provoca la sonrisa de un corazón 


Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados


Imagen: de la red.. Todo un regalo