sábado, 19 de abril de 2014

EN EL MONTE DE LOS VIDRIOS




EN EL MONTE DE LOS VIDRIOS

Ordena el tiempo desde la atalaya
ideas que se agolpan en la materia gris
por toda la gama que como el gamo galopa
robando minutos, palabras
que engrandecen la espera 
sin melena rubia que lanzar
al vacío rescate

Yo también me quedé en el monte
alto que pudo ser apellido
me quedé en silencio 
cuando los pensamientos
abrieron fuego quemando el sentido
Yo también aterricé en su cima
de besos helados y 
de tan heladas cumbres
quemaron la noche de vidrios
de autos sin calle, sin domótica   
locos... tan vivos
Me quedé muerta 
recuperado el habla, 
me quedé sin aliento con tu palabra
al alba de este secreto tiempo ordenado 
en mi torre de cristal...

Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados


Imagen: en la red