domingo, 5 de julio de 2015

PRELUDIO



PRELUDIO

 

Escribo a lo loco,

no me escribes …

y la musa se quedó contigo

 

Por más que busco en el mapa

los caminos se enredan con las calles

 

Hace calor,

todo duerme,

Las guías proponen viajes

y el teclado me invita

a vagar por sus teclas

 

Negras, con muescas blancas

como el teclado de un piano

que olvidó su nocturno

 

Por suerte siempre nos quedará

el Preludio bello;

nuestro principio

compuesto con total libertad,

soberanos del reino del instante

de aquel ahora…

por siempre….

Jamás

 

Isabel Mendieta Rodríguez

Derechos Registrados