miércoles, 11 de marzo de 2015

EN EL TINTERO



EN EL TINTERO

Así me quedé,
desnuda y sin tiempo ante tu mirada..
Imploré al tintero que conoció de la esperanza
la alegoría de musas ahora que está punto de surgir 
la madrugada..
Compartí los miedos y me entregué a la caricia
en descenso por la rocosa y rítmica atracción 
cargada de peligro y de emoción perfumada

Llegada la noche accidentalmente
se activaron ondas y dentritas a la carrera
por las rutas del bosque en el que vagamos
por no querer salir de sus redes

Así me quedo,
ahora que entreveo lo que no entiendo
ahora que aparecen nombres en la noria 
de los recuerdos y se hacen eco del sueño
que voló otra vez sin línea de horizonte


Isabel Mendieta Rodriguez 
Derechos Registrados
 

Imagen: en la red