lunes, 10 de noviembre de 2014

DIEZ ROSAS EN NOVIEMBRE


DIEZ ROSAS EN NOVIEMBRE

En este noviembre frío, cuenta con la suerte de las rosas. 
Esparcidas por el cálido edredón, acompañan con su aroma el discurrir de los sueños..
Mientras, llueven los azules versos.. Cargados de elixires,  bañan el rostro atento que aprendió a leer, aquella vez, con acierto. 
Llueve esta clase de amor, que entra por la ventana de los ojos abiertos.. Ojos de otoños, castaños...,  que se saben mojar, que quieren... que están más que dispuestos..
Recostada entre cojines, los puentes se construyen, se decoran, se aseguran con avales de alto riesgo, por si no despiertan, por si se mecen en el sueño.
En él, cabalga su jinete.. Al galope sobre los verdes prados, conquista los mundos que quisieron correr demasiado. Los insta a detenerse, a dar un paso atrás, a ceder el tiempo para después recuperarlo.
Aún se pueden escuchar los cascos del caballo cuando retó al olvido. Éste, también herido, tomó el guante, lo guardó junto a su pecho y persiguió la quimera entre las noches, incapaces de alanzar el sol.
¡Cuántos héroes a merced de la niebla! ¡Cuántos juglares perdidos!.., cantan;

....Si la presión sobre el vientre
delata mi latido
no es mas cierto que de sangre
pasó al oro en la arena...

¡Oh! rosa hermosa en el jardín de los silencios


Isabel Mendieta Rodríguez
Derechos Registrados

Imagen: Andrei Markin