miércoles, 30 de julio de 2014

TRAGOS DE ANÍS A UN MINUTO DE DISTANCIA



TRAGOS DE ANÍS A UN MINUTO DE DISTANCIA
Poesía de JOSE IGNACIO RETRESPO 

A ISABEL 

Deja tu nombre intacto sobre ésa
sábana que es un broche
una redada,
para la pesca inmensa de la noche
que llevo nuestro bote colorido,
hasta el borde secreto ya nacido
en la otra palabra,
la otra fiel palabra que alguien dijo
pero huyó sin saber por la ventana…
Déjala dormitando,
no la muevas,
que sus ojos cerrados son muy bellos,
las palabras que fueron ya destellan
y otras vivas apenas, inquilinas,
se disponen a darse
de luz llenas están en la azotea…
Pinto odres vacíos, los decoro,
y los pongo al alcance de quien llegue,
sus silencios son míos y es adrede,
pues mis cuartos longevos y vacíos
quieren ver las palabras como velos
por paredes y techos, desgastados,
poblándolos como diez suaves cabellos
que al viento se movieran mansos, puros,
filamentos que dicen lo que llevas
dentro, fuera, plasmados de tu aroma
que imita la palabra que te nombra
en la boca apenas entreabierta
de quien quiere que vuelvas tu alto rostro,
poblado de los blancos inmediatos,
los azules claros del estío
y esos innecesarios amarillos
que el brillo de paredes, cielo rasos
dejó como regalo
en tu ser bello,
tierna tela de hilos...

José Ignacio Retrespo
Copyright